fbpx

Inés Cobo Donoso: Una pianista que dejó huella con su talento

Nació en Quito el 6 de octubre de 1906; falleció en Caracas (Venezuela), el 19  de noviembre de 1974. Pianista, compositora y violinista. Fueron sus padres, el ambateño, Augusto Cobo Valdivieso y, la quiteña, Carmela Donoso. Estuvo casada con Alfonso Rumazo González;  escritor, historiador, ensayista y crítico literario latacungueño, con quien tuvo a sus hijas: Lupe Rumazo Cobo, también escritora, y Dinorah fallecida a temprana edad.

Estudió en Quito en el Colegio 24 de Mayo y en el Conservatorio Nacional de Música. Se graduó el 25 de noviembre de 1926, ante el tribunal compuesto por: Sixto María Durán, Pablo Huras, Emilio Uzcátegui, M.A. Salgado Vivanco, César Aizaga, Hortensia Proaño e Inés Cortés. Continuó sus estudios de piano en París (1928-1929) y luego en Quito, con Gustavo Bueno.

En el certamen musical organizado por el Conservatorio Nacional de Música de Quito, con motivo del XXXI aniversario de su fundación, alcanzó el primer premio, en piano. Fue secretaria y fundadora de la Sociedad Ecuatoriana de Música Nacional, Quito (22-abril-1932). Entre 1929 y 1947, actuó en exitosos conciertos en Quito, Ambato y Riobamba (Ecuador); Cali (Colombia); Montevideo (Uruguay); Madrid (España) y Caracas (Venezuela). Miembro del Club Femenino de Cultura, Quito; Sociedad Bolivariana del Ecuador; Coro de la Dolorosa del Colegio de la Iglesia La Compañía, Quito; Casa Ecuatoriana en Caracas, Venezuela y Sociedad Ecuatoriana de Música Nacional.

Varias obras de música selecta para piano, dentro del género lírico, con técnica impresionista constituyen su legado artístico. Así: “Y llegó la primavera”; “Cuando cae la nieve, en el invierno”; “Cuando tú te alejas”; “Cuando cae la tarde” y otras sin título.