fbpx

INICIO DE SEMÁFORO AMARILLO: LATACUNGA Y SU ‘NUEVA NORMALIDAD’

Fotografías: Diego Paredes Bravo

La Emergencia Sanitaria por la pandemia mundial del nuevo Coronavirus llegó al Ecuador, con el primer caso de Covid-19 el 27 de febrero y a Cotopaxi el 20 de marzo del año en curso, las autoridades nacionales decidieron usar un semáforo para determinar las actividades que se permitían y las que no, dentro de las provincias y cantones. Hoy luego de 4 meses, Latacunga es parte de la ‘nueva normalidad’, la del ‘semáforo amarillo’.

Las últimas semanas del semáforo rojo, la provincia de Cotopaxi registró que aproximadamente el 80% de locales comerciales se encontraban brindando atención a los usuarios, se detectó, asimismo, la existencia de locales que no cumplían con las medidas de bioseguridad establecidas, ante esto, Héctor González, gobernador de la provincia, emprendió la campaña ‘Local Seguro’, la misma que les permitía explicar a los propietarios la importancia de mantener la distancia, (de 1.5 metros a dos metros), de tener un lugar para la toma de temperatura y desinfección de calzado al ingreso del local, el uso del gel y alcohol antiséptico.

“Si no se cumple con las normas de bioseguridad va a ser difícil el control, y en lugar de ir hacia adelante, va existir un retroceso grande para las familias de Latacunga y de la provincia” aseguró González.

Por otra parte, Johana Medina, empleada de uno de los locales “El Trébol” comerciantes de calzado, mencionó que durante la emergencia sanitaria no pudieron abrir el negocio, sin embargo trabajaron bajo la modalidad a domicilio, y ahora, en esta nueva semaforización se han mantenido trabajando con todas las normas de seguridad, “nosotros hemos estado atendiendo con guantes, mascarilla, traje de bioseguridad, guardando la distancia, los clientes nos piden los modelos, los seleccionamos y les permitimos probárselos con una funda.”

El transporte público, como varios sectores económicos del cantón y la provincia, empezó a funcionar este 15 de junio; el servicio urbano estuvo paralizado desde el decreto de estado de excepción e inicio de semáforo rojo (16 de marzo), Jorge Pantusin, presidente de la cooperativa Sultana del Cotopaxi, ha informado que el 100% de las unidades vuelven a entrar en funcionamiento con el 50% de su aforo.

En el inicio de esta nueva semaforización se constató una baja presencia de usuarios de transporte, además de que se han implementado reglas para usar el servicio y protocolos dentro de las unidades.

Pantusín aseguró que la reactivación de actividades del transporte inician con baja afluencia, no obstante confían en que esto cambie paulatinamente, “todos los protocolos que le habíamos presentado a las autoridades se cumplen completamente, y quiero ser enfático al decir que quien usa las unidades está totalmente protegido”, aseguró el transportista.

Tras aproximadamente 4 meses de permanecer cerrado, el Parque Vicente León hoy abrió sus puertas lo que ha permitido que los transeúntes vuelvan a recorrer sus espacios, ya sea de paso o para descansar un poco. 

Los locales comerciales y entidades financieras mantienen el control de la distancia sugerida, aunque en lugares ya catalogados por las autoridades como ‘puntos críticos’ se evidencia una clara aglomeración de personas.

Finalmente, el coronel Edison Valverde, comandante de la subzona Cotopaxi, informó el trabajo que desempeñará la Policía Nacional dentro del semáforo amarillo, “hemos coordinado los dispositivos para poder mantener el control, se vigilará que nos horarios del toque de queda se cumplan y de la misma manera, todos los protocolos de bioseguridad”, además le sugirió a la ciudadanía evitar las aglomeraciones, “al tener más tiempo la gente debería planificar mejor sus horarios para poder mantener el distanciamiento, parece que nos hemos acostumbrado a que el horario sea hasta las 2 de la tarde, las personas salen y se acumulan en ciertos lugares hasta esa hora y luego la ciudad vuelve a lucir sin gente”.

Latacunga empieza a vivir su ‘nueva normalidad’, y pese a la eliminación de ciertas restricciones, es necesario recordar que estar en semáforo amarillo no quiere decir que el virus ha dejado de ser letal, antes, quiere decir que el turno de cuidarse es de cada uno, que las autoridades no pueden confinar a todos, todo el tiempo, porque la responsabilidad empieza por ser individual para pasar a ser colectiva.