fbpx

CRÓNICA DEL CAPRICHO DE UN MILLONARIO

Cual crónica de una muerte anunciada, el gobierno de Guillermo Lasso ha llegado a su fin, luego de 900 días en el poder y sin haber completado el periodo para el que fue elegido, hoy fue el último día del gobierno de un puñado de libertarios que insistieron por más de una década para llegar hasta ahí, los mismos que los medios nos vendieron como empresarios exitosos y gente brillante y que hoy dejan un país en ruinas.

El 24 de mayo de 2021 Guillermo Lasso era posesionado en el poder con la promesa de “construir un proyecto nacional que continúe escuchando a todos”. En una alianza que prometía fortaleza política entre el Partido Social Cristiano (PSC) y el movimiento CREO, su eslogan al llegar a la presidencia de la república fue “El gobierno del encuentro”, ahora luego de más de 2 años le preguntamos ¿qué encuentro señor?

Los únicos encuentros que ha vivido este pueblo devastado han sido el de los criminales y los ciudadanos en la calle, el de las bandas delictivas en las cárceles, el de las balas perdidas y los niños y adolescentes, el de la policía y los manifestantes en dos grandes paros nacionales, el de todo el país y la dura realidad de la falta de medicina en los hospitales, el de las jornadas laborales y los apagones en medio de ellas, ¿ese encuentro?  

El ahora ex presidente se va de Carondelet después de una etapa que, seguramente, para él y sus lacayos ha valido la pena (solo para ellos), Lasso se va cumpliendo el capricho de un millonario y el país se queda a pagar la factura social, económica y humana que es alta, muy alta.

No solo nos deja con el amargo recuerdo del peor presidente de la historia, sino que, de cualquier manera, trata de vendernos la imagen blanqueada de un político que amó y se preocupó por su patria, de un señor que llora al ver su magnánima obra mientras el país entero llora las muertes de las masacres carcelarias y de las vidas que se han perdido en manos de los criminales y las mafias que nos han invadido.

Guillermo Lasso hoy dejó de ser presidente y deja, a su vez, un hito histórico: es el primer presidente al que el país lo saca de Carondelet y se va sin huir, a él no le hace falta, se va protegido por los grandes grupos de poder mediático y económico.